Las clases de yoga en Palma de Mallorca son totalmente necesarias. Lo mejor es que el yoga es una disciplina que se puede llevar a cabo desde la niñez hasta la edad avanzada. ¿Qué beneficios aporta practicar yoga en la tercera edad?

Inicialmente, debes saber que las clases de yoga en Palma de Mallorca están adaptadas a todo tipo de colectivos. No tienes que temer si tienes alguna limitación, ya que estas clases pueden personalizarse a la perfección. Si, por ejemplo, sufres artrosis, debes saber que el yoga puede mejorar tu movilidad enormemente, ¡no está contraindicado!

En primer lugar, ¿sabías que el yoga ayuda a trabajar la flexibilidad y el equilibrio? Dos factores de suma importancia en la tercera edad. Los ancianos tienden a caerse con mayor facilidad con el paso de los años. Sin embargo, el yoga les ayuda a recobrar esas dos habilidades. Por supuesto, la flexibilidad es muy importante para mantener en buen estado los tendones, articulaciones, ligamentos y músculos.

En segundo lugar, es una actividad que les mantiene activos. Les permite fortalecer su musculatura e incluso ganar masa muscular. En todo caso, les ayuda a ganar fuerza y resistencia a la hora de practicarlo.

En tercer lugar, el yoga permite mantener un peso adecuado. Con el avance de los años, el metabolismo tiende a ralentizarse y el cuerpo a acumular más tejido graso.

En cuarto lugar, debes saber que el yoga puede ayudar a un anciano a sociabilizar y a mejorar su actitud. Son muchas las personas que, ante la llegada de la vejez, tienden a aislarse. Este deporte permite establecer vínculo y relación con otros aficionados en un entorno armonioso.

Sin duda, el yoga es una disciplina que contribuye a mejorar el bienestar psíquico, social y físico de una persona de edad avanzada. En Ashtanga Yoga Palma estaremos encantados de informarte.