Cada vez son más las personas que acuden a clases de yoga en Palma de Mallorca pero no todos saben los beneficios que puede provocar en su alimentación. Debes saber que no solo mejorarás tu mente y espíritu, sino que gracias a ello, mejorarás tu alimentación, con las repercusiones positivas que tendrá en tu cuerpo.

Si vas a clases de yoga en Palma de Mallorca conseguirás cambiar tu alimentación, pasarás a una vida más saludable en todos los sentidos. Y es que el ejercicio del yoga ayuda a diferentes aspectos del cuerpo, la mente y el espíritu. Gracias a ello, llevarás una vida más sana y saludable, dando lugar a una mejor alimentación, prefiriendo alimentos frescos y naturales y evitando los procesados, la bollería, las grasas saturadas, etc. Incluso da lugar a una masticación más lenta, pudiendo saborear mas adecuadamente cada alimento, ayudando de esta forma a evitar el estrés.

Los seguidores del yoga prefieren los alimentos surgidos directamente de la tierra, del agua o con ayuda del sol, y que además sean ecológicos. Entre estos seguidores, es frecuente encontrar a muchos vegetarianos, ya que les facilita una digestión ligera y calmando su interior. Todos estos yoguis denominan nocivos a algunos alimentos, como los amargos, agrios, salados, secos, picantes, o calientes. También odian comer mucho y rápidamente.

Un ejemplo de menú para una persona que practica yoga, sería el siguiente:

- Desayuno: un batido de leche vegetal con avena y papaya.

- Media mañana: zumo de diversas frutas naturales y unas cuantas de nueces.

- Comida: ensalada de pasta, seitán a la plancha y fresas en el postre.

- Merienda: un yogur endulzado a través de la miel y arándanos.

- Cena: espinacas con algas y algo de garbanzos, hamburguesa de tofu con un té relajante.

Si estás interesado en llevar este estilo de vida, mejorar tu mente y espíritu, además de tu alimentación ven a Ashtanga Yoga Palma.